La Familia Solenoide – Magnetoterapia que une

La familia solenoide aunque pueda parecerlo, no es  ningún grupo de tonti-pop de los 90 de aquella generación donde se elegían nombres como “Telefunken” o “Meteosat” , es el cariñoso apelativo con el que en la redacción de Retroterapias nos referimos a este encantador grupo familiar, en el que encontramos, padres, madres, cuñadas, abuelas y niñas, disfrutando como locos del tratamiento con Magnetoterapia, y es que ya saben, la familia que recibe electromagnetismo unida, permanece unida, aunque solo sea por la atracción magnética.

14754828494_dd63f6d045_c_copiar

Que maravilla!, todos disfrutando de la terapia sin salir de su domicilio, sin quitarse ni una prenda de ropa (a ver, si los corsés y demás llevan piezas metálicas, deberían ser retirados, y si la cuñada llevase un puente en la boca también), y como el campo magnético genera un calorcito agradable, nos ahorramos hasta el brasero de la mesa camilla, con la peste que suelta, además puedes enchufarlo en la lampara y va como un tiro!!

14570489040_49cd309bb8_c_copiar

14734171346_9931bc3be1_c_copiar

14754010561_91b22df399_c_copiar

14777049813_6d24584234_c_copiar

14756863182_66000051e2_c_copiar

Todas estas fotos están sacadas del libro de 1902: A system of instruction in X-ray methods and medical uses of light, hot-air, vibration and high-frequency currents : a pictorial system of teaching by clinical instruction plates with explanatory text : a series of photographic clinics in standard uses of scientific therapeutic apparatus for surgical and medical practitioners : prepared especially for the post-graduate home study of surgeons, general physicians, dentists, dermatologists and specialists in the treatment of chronic diseases, and sanitarium practice. Cuyo titulo parece largo y pesado, pero oigan, no se puede decir que no es honesto, y le describen al estudiante/investigador mas información que en cualquier abstract de hoy en día.

systemofinstruct00mone_0013_copiar

Siempre me sorprenden estos pioneros tan osados, metiendo a los niños, o su propia cabeza, en aparatos, que a día de hoy cuentan con la evidencia científica suficiente para saber si son útiles en el campo de la traumatología, reumatología y demás, pero que en aquel momento era jugársela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s